Portada
Contacto
Seguinos en Facebook
Farmacia de Turno


























  Noticias  
18-04-2011 - Cuidar a los más chicos
Ojitos saludables



La sobrestimulación audiovisual a la que se enfrentan a diario los niños provoca el deterioro de sus sentidos causando falta de atención, concentración y mala conducta derivadas de una visión inadecuada. Por eso aprende a proteger la salud visual de los más pequeños.

Una visión saludable implica una combinación de agudeza y comodidad visual, protección de los rayos UV y del resplandor de luz brillante a largo plazo. Todas las personas necesitan y merecen gozar de una visión saludable. Si bien la genética puede influir en la calidad de la visión general de una persona, también lo que uno hace todos los días puede tener un impacto significativo. El estilo de vida, la alimentación y los hábitos pueden afectar el modo en que uno ve en la actualidad y en el futuro.

Hoy los niños viven una sobre estimulación audiovisual lo que provoca el deterioro de sus sentidos. La falta de atención, concentración y mala conducta pueden ser algunas de las consecuencias derivadas de una visión inadecuada.

El 80% del aprendizaje del ser humano se realiza a través de los ojos durante los primeros 12 años de vida, y es por eso que es muy importante que los padres estén atentos a las señales que presentan sus hijos tanto dentro de la escuela como fuera de ella.

Problemas visuales en un niño

* Las pruebas de los ojos ayudan a la salud en general: a pesar que la visión del niño pudiera estar clara, los exámenes oculares pueden detectar cambios en los ojos que podrían ser la base de problemas de salud. Algunas enfermedades de la vista no presentan síntomas en su etapa inicial, por lo cual es bueno que los niños tengan un examen de la visión a edad temprana para asegurarse que no se esté omitiendo nada.

* Estar atento al comportamiento de los hijos: consultar a un profesional de la salud visual si se observa que el niño se ubica demasiado cerca del televisor, sostiene los objetos muy cerca del rostro o si en la escuela tiene dificultad para ver el pizarrón. También si el niño se frota los ojos con frecuencia o frunce el seño permanentemente.

* Enseñarle a los niños a no refregarse los ojos: es un paso muy importante que los padres pueden hacer, ya que es así como las bacterias y los virus se multiplican en muchos casos.

* Protección de la radiación solar durante las actividades. En los niños el control a la exposición solar debe ser muy riguroso, ya que reciben en promedio tres veces más radiación UV anual que los adultos. Demasiada exposición al sol puede aumentar la posibilidad de que los ojos de los niños sufran serios daños. De hecho, el 80 por ciento del daño a la visión ocurre antes de los 18. Por eso es importante tomar precauciones a temprana edad para proteger los ojos y la delicada piel alrededor de ellos. Usar lentes adecuados que bloqueen al cien por ciento los rayos ultravioleta (UVB), es una excelente decisión.

Fuente: http://estilodevida.latam.msn.com/articulo_grupoq.aspx?cp-documentid=28376455