Espacio Publicitario







Portada
Contacto
Seguinos en Facebook
Farmacia de Turno


























  Noticias  
02-05-2011 - Triunfó el juego
Cristian U., ganador de Gran Hermano 2011



Con más de 760.000 votos, el hábil estratega del reality llegó al primer puesto; Emiliano fue el segundo finalista y Martín Anchorena, el tercero; accedé a fotos y videos de la última gala

Luego de que durante todo el juego se hablara de él, de su famosa salida y reingreso polémico y de su intensa manera de abordar la dinámica del reality, Cristian Urrizaga se coronó finalmente como el ganador de Gran Hermano 2011. Con 763.052 votos positivos del público, Cristian se impuso en una reñida final mano a mano con el cordobés Emiliano, quien salió segundo con 686.790 votos. En tercer lugar quedó Martín Anchorena, con 271.231.

 

La final del programa de Telefé tuvo picos de 32 puntos de rating

Noche de nervios, videos y...Kimba. La gala comenzó con la particular salida de Kimba, la perra que ingresó a la casa y le sirvió de contención a Emiliano, quien terminó adoptándola y prometiendo cuidarla fuera del juego. Posteriormente, Jorge Rial empezó a palpitar la gran final recordando los peculiares castings de los tres jugadores en llegar a esa instancia. El más gracioso corrió por cuenta de Emiliano, seguido de uno más confesional de Cristian y su adicción al juego y uno más perfil bajo, cortesía de Martín Anchorena.

Cucho, tercer finalista. Luego de cerrarse momentáneamente la votación para determinar quién había recibido la menor cantidad de votos, Rial ingresó a la casa para informar que el tercer finalista era Martín "Cucho" Anchorena. El participante, bastante medido en su reacción y tranquilo con el resultado, se despidió de sus compañeros y fue recibido en el estudio por su mamá y su papá, nuevamente protagonista del momento emotivo de la noche. Anchorena, quien recibió 271.231 votos positivos, fue premiado con una moto y con 50 mil pesos.

Cristian-Emiliano: el mano a mano. Con la salida de Anchorena, la votación entre los dos finalistas se puso sumamente reñida. Gran Hermano llamó a los jugadores al confesionario por última vez para dar los motivos por los cuales debían ser los ganadores del juego. Así como Cristian aseguró que su mérito fue "jugar siempre y arrastrar al resto de los participantes al juego", Emiliano expresó que merecía ganar por haber planteado "un juego limpio". Una vez terminados sus descargos, Rial, pausa y gran suspenso mediante (que incluyó un show de Ricardo Montaner), anunció que con 763.052 votos, el ganador de Gran Hermano era Cristian U. Emocionado, se abrazó a Emiliano, vio los fuegos artificiales en el jardín y agradeció a toda la gente que lo había votado.

El único sobreviviente de "Los pibes". Por su parte, Emiliano, con 686.790 votos a su favor, se mostró muy contento al salir de la casa y recibió una moto junto con 90.000 mil pesos. Tras su recepción en el estudio, bastante fervorosa y alegre, Rial mostró la salida de Cristian de la casa. Luego de la clásica charla con Gran Hermano, el participante del que todos hablaron desde que comenzó el juego, vio cómo las luces del lugar donde pasó más de 130 días se apagaban y, luego del cantito de "Yo no sé mañana", cerró la puerta. Del otro lado, lo esperaban Rial, su familia, sus fanáticos, una moto, un viaje a Barbados y un cheque por 382.857 pesos, es decir, el equivalente al tiempo que pasó dentro de la casa.

Cristian Urrizaga, entre amores, odios y un juego polémico. El paseador de perros devenido en figura mediática, despertó pasiones en los espectadores de Gran Hermano desde el comienzo del programa. El quiebre se produjo con su reingreso, que no solo lo volvió un jugador mucho más activo sino también más irascible y temperamental, que le costó parte del gran caudal de votos positivos que tenía a su favor.

Entre las estrategias más llamativas de Cristian, nos encontramos con la autonominación consecutiva, que le sirvió para probar la respuesta de la gente, derribar la posibilidad de recibir votos o fulminantes por parte de sus compañeros y poner en jaque las reglas del juego y obligar a la producción a sumar elementos, como lo fueron las cartas. Asimismo, Cristian apeló al uso del Twitter para pedirle a sus seguidores que expulsen del juego al participante que le convenía, sumó aliados momentáneos para que ellos mismos hagan uso de la fulminante (no así él, que no la usó nunca) y pasó a la final con la carta de la inmunidad. Lo curioso fue que Cristian logró que los tres participantes que quería con él en la última recta terminaran acompañándolo, siendo la salida de Solange su último gran triunfo.

Algunos creen que es el mejor jugador de la historia de Gran Hermano Argentina; otros lo critican por su conducta agresiva y expresiones desafortunadas - de las cuales se hizo cargo al encontrarse con Rial en el estudio -; sea cual fuere el caso, esta edición del juego estuvo siempre ligada a un solo nombre: Cristian U.

Martín Pepa, cuarto. En lo que había sido la gala del viernes pasado, dejó la casa Martín Pepa, un polémico participante que fue tildado de "traidor" ya que se alejó de un grupo para aliarse con Cristian U. Solamente el 8,38% de los votos de la gente recibió y debió abandonar el programa.

Fuente: www.lanacion.com.ar