Portada
Contacto
Seguinos en Facebook
Farmacia de Turno


























  Noticias  
27-09-2011
Amor y hogar: el reparto de tareas



Según un estudio a nivel de la UE, las mujeres realizan la mayor parte de los trabajos domésticos, aunque ambos miembros de la pareja trabajen. Tan sólo un número escaso de parejas realizan las tareas en conjunto.

El reparto desigual de las tareas domésticas suele provocar en las mujeres frustración en el amor y, después, rabia. La mayoría se sienten incomprendidas por los hombres. Ciertas estrategias pueden servir de ayuda a este respecto, para evitar los conflictos permanentes sobre la limpieza y el planchado. Así se recupera rápidamente el equilibrio entre el amor, la vida y el hogar.
El escenario típico es aquel en el que ambos trabajan y están estresados, los dos llegan agotados por la noche a casa, dejan los zapatos en un rincón y se tiran en el sofá. Pero cuando se plantea el problema del baño sucio, una montaña de ropa sin lavar, o las camas sin hacer, casi siempre es ELLA la que echa una mano con la escobilla del retrete, la plancha o la limpieza. Él está más a gusto sentado.

El hogar: después del trabajo nos espera la limpieza a fondo
Las mujeres siguen ocupándose siempre de la mayoría de las tareas domésticas sin ayuda, el amor se queda a un lado. Si unimos el trabajo y las tareas domésticas, la media indica que los días laborales de una mujer son más largos que los de los hombres, según un estudio a nivel europeo.

Las mujeres italianas y polacas trabajan durante mucho tiempo, casi cuatro horas extra de trabajo al día. En Estonia, donde el tiempo medio supera las cuatro horas diarias, se sobrepasa esta cifra, el trabajo doméstico masculino es nulo. Pero también existen otras posibilidades, como por ejemplo en Noruega y Suecia, donde la distribución del trabajo es prácticamente idéntica.

Fuente: http://www.enfemenino.com/vida-personal-profesional/reparto-tareas-domesticas-d12749.html