Portada
Contacto
Seguinos en Facebook
Farmacia de Turno


























  Noticias  
02-10-2012 - Salud
Las profecías en el amor



Muchos astrólogos, videntes y profesionales del destino se ocupan de decir lo que el futuro nos deparará.

Hay personas que estudian, otras que no y lo hacen de una manera poco seria.
Algunas poseen   este don como algo natural, como un regalo divino.

Pero sin remitirnos a lo desconocido, lo que no podemos abarcar, o a lo místico... vamos a pensar en el plano singular.

Todos nosotros somos una especie de "vidente" de nuestra propia vida y de lo que ocurrirá con ella. Tenemos ideas de cómo somos, cómo somos en una relación, como será el otro.
Son ideas previas que vamos construyendo a lo largo de nuestra existencia. Y que se relacionan con nuestra historia y lo que aprendimos.

El plano amoroso no está exento de dichas ideas previas. Solemos hacer profecías.
Muchas veces terminamos generando que dicha profecía se cumpla.
Ellas toman diferentes formas: "nunca me voy a casar", "nací para estar solo", "yo tengo dificultades para relacionarme", "a nadie le voy a gustar". "nunca voy a tener un empleo digno", "no podré jamás hacer ese viaje por Europa"... y muchas más.
Sin darnos cuenta, vamos inventando, nuestra realidad.

Una profecía que se autocumple, por la sola razón de haberse hecho, convierte en realidad el suceso supuesto y de esta manera confirma su exactitud.
Un hecho no producido en el presente, pero profetizado, determina efectos en el aquí y ahora, que a su vez, generan que dicho evento se produzca en el futuro.

A nivel de las personas, es una idea previa que crea las condiciones para que ocurra dicho evento esperado.

El ejemplo típico que ocurrió en América del Norte, a modo de experimento, fue que  en la radio se anunció que no habría nafta los próximos 7 días. ¿Entonces que sucedió? Todas las personas de la ciudad fueron desesperadas a cargar sus autos y recipientes para transportarla. Es así como generaron  efectivamente lo temido, el desabastecimiento de combustible. Una idea previa que genera que la misma se materialice.

Es importante que aprecies que sos el generador de escenas en tu vida. El generador de tu propia realidad.

No apreciamos nuestro entorno ingenuamente, sino a través de unos anteojos que fuimos construyendo con nuestra historia. Con los modelos que tuvimos, con nuestras experiencias de vida.

Es interesante entonces, reflexionar acerca de cuales son tus profecías personales, que ideas tenés acerca de vos mismo y de los demás, porque esas ideas harán que te comportes y que sientas de determinada manera y de ese modo,  materialices dichas profecías, esas ideas previas.

Lic. Mariana Gilbert

Psicóloga  UBA
Especializada en Clínica de Adultos en el servicio de Salud Mental del Hospital J.M. Penna de Cap. Fed. Forma parte de Institutos de Salud Mental de Buenos Aires.
licgilbert@gmail.com