Portada
Contacto
Seguinos en Facebook
Farmacia de Turno


























  Noticias  
29-01-2018 - Carta del GEN tras la denuncia del ex intendente Jorge Fernández
SIN DECENCIA NO HAY FUTURO



Transcribimos la carta publicada en el Facebook de GEN Lincoln, donde hacen un raconto histórico de como se posicionó ese espacio político respecto al accionar de Jorge Fernández desde el 2003 año en que asumió Fernández.

 

La detención de Jorge Abel Fernandez y otros funcionarios municipales hace días puede verse como un frío y aislado dato procesal: un fiscal cuenta con elementos contundentes como para presumir la responsabilidad de estas personas en graves y continuados delitos contra la administración pública. Desde este punto de vista puede decirse que será la Justicia en estos días la que determine la situación procesal de cada uno, al menos en lo inmediato. Sentado esto, también *puede y debe analizarse el significado profundo que este hecho marca en la sociedad de Lincoln a los fines de reflexionar y decidir entre todos cómo queremos vivir, con qué reglas de juego, con qué valores.* Quienes militamos y participamos en el GEN de Lincoln fuimos advirtiendo desde el inicio de la gestión de Fernández, allá por diciembre de 2003, que este hombre había venido al gobierno con un objetivo claro: enriquecerse y escalar posiciones políticas para seguir enriqueciéndose y acumular más poder. Con un elemento adicional: lo hizo valiéndose de las estructuras, la cultura y las banderas históricas del peronismo, la defensa de los humildes y los explotados.

Una medida puntual tomada apenas asumido el nuevo gobierno nos hizo prender la alarma: la declaración de emergencia económica, financiera y administrativa, por medio de una ordenanza sancionada por la mayoría oficialista del Partido Justicialista. Es importante señalar el siguiente detalle: con el argumento de que "hay que brindarle todas los instrumentos y poderes que el Ejecutivo solicita para poder gobernar", la emergencia fue acompañada con el voto de los concejales recientemente asumidos del MIL -movimiento político nacido de la crisis del 2001, que había venido para renovar la política-, Carlos Cocco y Marcelo Barbán; además de los concejales del PI, Daniel Sago y Alberto Juárez. Esta (la emergencia) es una herramienta que le permite al Departamento Ejecutivo realizar todo tipo de contrataciones sin tener que pasar por el Concejo Deliberante, pero para ello debe estar justificado por razones de extrema gravedad. *En el contexto histórico señalado no había ninguna gravedad. Muy por el contrario, la administración saliente de Eduardo Donato Mango le había dejado a Fernandez el mando con un superávit mucho más que cómodo para que pueda iniciar su gestión sin sobresalto alguno.* La emergencia administrativa fue renovada año a año, al igual que la delegación de poderes, los llamados "superpoderes". No se puede comprender el grado de desmanejo y absoluta arbitrariedad en el uso de los bienes públicos si no se tiene en cuenta este dado.

En el año 2006 los concejales Enrique Batistelli, Patricia Galinelli y Aníbal Galinelli, con el patrocinio letrado de Manuel Solana y Pablo Peredo denunciaron penalmente a Fernandez por enriquecimiento ilícito y otros delitos contra la administración pública. En aquellos momentos el kirchnerismo y Fernandez estaban en la cúspide de su poder. Una porción muy minoritaria de la sociedad y de las diferentes facciones políticas acompañó la denuncia. ¿Qué pasó con la inmensa mayoría? En muchos casos, miedo a las represalias de Fernandez. En otros, conveniencia, comodidad, indiferencia, etc. En un grado más intenso, también complicidad, ya que había toda una red de proveedores que se beneficiaron en forma directa con esta metodología al margen de la ley. Será la Justicia la que determine en un futuro inmediato quiénes son y que deslinde las responsabilidades pertinentes. *Y respecto a la clase política, el dilema con que nos tienta siempre el cortoplacismo electorero: decir lo que hay que decir vs. decir "lo que la gente quiere oír".*

El partido GEN eligió el primer camino. Siempre por la verdad. Siempre por la transparencia y la honestidad. Siempre por la división de poderes. Siempre por la austeridad en el manejo de los recursos públicos. Pero esa coherencia tuvo sus costos durante muchos años porque esa postura principista era ir "contra la corriente". La denuncia penal contra Fernandez fue archivada por la fiscal, Dra. Silvia Ermácora y el fiscal de Cámara departamental (su superior jerárquico), Juan Manuel Mastrorilli, en el año 2011. En el interín, el 7 de abril de 2008, uno de los patrocinantes y de los poquísimos dirigentes políticos que denunciaba a viva voz las tropelías de Fernández, Manuel Solana, fue salvajemente golpeado, de la manera más vil y cobarde por dos patoteros alquilados para ese cometido por aquél, amparados en la oscuridad de la noche y la impunidad política del kirchnerismo y Fernandez. Nunca Lincoln había caído a los niveles más bajos que puede tener la condición humana. *Bien podría decirse que el ataque a Solana fue el mayor crimen político en toda la historia de Lincoln.*

En otro interín, el 25 de abril de 2009, falleció Aníbal Galinelli, quien en ese momento era el único concejal de esta agrupación política. Rodeado y enfrentado a una mayoría adicta a Fernandez que había degradado al Concejo Deliberante a una decadente oficina levantamanos, Galinelli denunció los abusos y los robos públicos con la vehemencia, coraje y convicción que solo tienen los valientes.

Al mismo tiempo que se vaciaba el Estado municipal, que se enriquecían Fernandez y sus colaboradores, que se usaba la extorsión como método normal y habitual de control de la sociedad. Al mismo tiempo que se atentó contra la integridad física y psicológica de Manuel Solana. Al mismo tiempo que la Justicia agachaba la cabeza frente al Poder de turno, Jorge Abel Fernandez era ratificado en las urnas con amplias mayorías. *Este contexto no hizo más que acrecentar la sensación de impunidad de Fernandez.* Ello se tradujo en que los delitos contra la administración pública no solo se multiplicaron en cantidad sino en calidad y gravedad.

Llegamos a 2015. La coalición Cambiemos predicó en la campaña electoral que si llegaba al gobierno municipal, desde el Estado municipal se iba a iniciar una denuncia contra Fernandez por los desmanejos y corrupción generalizada habidos en su gestión de gobierno. Cuando Salvador Serenal se hizo cargo de la intendencia convocó a muchas personas a trabajar. Él tuvo la decisión política máxima de impulsar ese trabajo y el acto que lo coronó, la denuncia formal. Este documento lo firmaron además de él, el secretario de Gobierno, Ramón Parera, y los concejales del interbloque Cambiemos: Diego Ramos, Patricio Cardiel, Hugo Pastore, María Galtieri, María Inés Smith, Manuel Solana y Patricia Galinelli.

Los hechos denunciados abarcan todo el período de los tres gobiernos de Fernandez (2003 - 2015), pero mayormente se centran en delitos cometidos desde 2011 en adelante. Tal como lo señalamos más arriba, *si la justicia departamental de Junín no hubiera archivado la denuncia presentada en 2006, Fernández no habría cometido todos los delitos de 2011 en adelante que se le acusan.* Por estos días la fiscal Ermácora está sometida a un jury de enjuiciamiento por mal desempeño en sus funciones, originado en su injustificable decisión de archivar la denuncia del año 2006. El jurado de enjuiciamiento no hizo lo mismo con el Fiscal General Mastrorilli. Lo salvó del juicio político, razón por la cual continúa aún en el cargo de Fiscal General en lo penal del Departamento Judicial de Junín.

Habiendo asumido al cargo de concejal por el bloque de Cambiemos, ello con un estricto compromiso ante la sociedad de denunciar penalmente a Jorge Abel Fernandez, *no acompañaron la denuncia, sin embargo, los concejales Ricardo Santimaría y Magalí Ferraro.* Desde el GEN manifestamos que es de estricta honradez y de ética republicana que estos ediles den explicaciones públicas por esta omisión.

De todo lo anterior se pueden extraer algunas experiencias que nos sirvan a todos para mejorar como comunidad. Quizás, la más importante: la honestidad republicana, las buenas prácticas de gobierno, el buen uso de los dineros públicos, son todos valores que debemos asumirlos y defenderlos día a día todo el conjunto de la ciudadanía. No vienen solos. Nadie nos los van a regalar. Y no se logran de la noche a la mañana. Exige mucho esfuerzo, paciencia y saber que en el camino habrá siempre tentaciones que nos invitan de modo permanente a desviarnos, ya a los funcionarios, ya también a nosotros en tanto ciudadanos.

La otra cara de la moneda. Nadie nace o se hace delincuente de la noche a la mañana. Hay todo un proceso de tolerancia, un dejar hacer, un mirar para otro lado desde el comienzo, cuando las conductas fuera de la ley son de poca entidad y por ello prevenibles, sancionadas con medidas menores. Cuando estos mecanismos de control social, político y judicial no actúan a tiempo no hay que extrañarse de que el monstruo crezca...

El mismo camino de construcción tenemos por delante como sociedad, en procura de una mejora en las instituciones de la Justicia, ya que ésta no lo va a hacer por sí misma. *Si el que las hace no las paga no hay sociedad viable.* Por eso y para culminar, desde este rincón de pensamiento y acción política bregamos para que Jorge Fernandez y quienes fueron sus cómplices rindan cuenta ante la Justicia hasta que ésta se expida con carácter definitivo, ello con todas las garantías del debido proceso y derecho a defensa que impone la Constitución Nacional, sin caer en el revanchismo o caza de brujas. Y que estos hechos nos ayuden a todos a avanzar en el camino de la república como forma de gobierno, y de la tolerancia y el pluralismo como presupuestos básicos de convivencia política y social.

https://www.facebook.com/genlincoln.lincoln/posts/524211597961174