Portada
Contacto
Seguinos en Facebook
Farmacia de Turno


























  Noticias  
27-06-2013 - Campo
Desde el lunes habrá pan a precio accesible.



El presidente del Centro de Industriales Panaderos de la Ciudad de Buenos Aires, José Alvarez, aseguró que el acuerdo alcanzado con la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM), para ofrecer un tipo de pan Felipe a un precio accesible, comenzará a cumplirse desde el próximo lunes 1 de julio, cuando los corredores le entreguen de “30 a 50 bolsas de harina a cada panadería”, según informó la agencia de noticias estatal Télam.

En consecuencia, a partir de la semana próxima, se podrán adquirir hasta 6 piezas de pan Felipe a 10 pesos el kilo. "Vamos a dar batalla a quien se ponga delante. Nuestra industria no se va a caer, ni se va a caer la molinería por unas pocas empresas que pretenden manejar el precio del trigo", advirtió Álvarez a Télam.

El dirigente empresario subrayó que "el acuerdo se va a cumplir", y criticó a "quienes se tiran contra los panaderos y los consumidores", y sostuvo que "la inflación la generan los que venden el trigo". También rechazó las versiones periodísticas vertidas desde algunos medios, sobre la imposibilidad de que se cumpla el acuerdo.

"Tener que escuchar a estos personajes que salen a hablar como si supieran de todo. Me gustaría traerlos a mi negocio para que me ayuden a vender más. Mejor que digan dónde está escondido ese trigo que los productores no quieren vender", sostuvo Álvarez.

Este convenio, que sólo regiría para la Ciudad de Buenos Aires, se suma a la decisión oficial de paralizar las ventas de harina al exterior para atender la demanda interna, de parte del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, con el objetivo de reducir el precio del pan. Pero en el resto del país, el acuerdo todavía falta cerrarse.

El valor de ese producto es cuatro veces más caro que el pan testigo que el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, pactó hace 6 años con los comerciantes y que fue el incluido en las posteriores mediciones de costo de vida oficial: el pan de ocho piezas a $ 2,50, que apenas podía conseguirse en un par de panaderías y en escasa cantidad. Incluso hasta el año pasado.

Este acuerdo entre FAIM y el Centro de Industriales Panaderos porteños para el kilo de pan Felipe, previo consenso con el sector privado y molineros, implica fijar un valor que es cuatro veces más caro que el pan testigo que Moreno había pactado hace 6 años con los comerciantes y que implicaba el pan de ocho piezas a $ 2,50, que apenas podía conseguirse en un par de panaderías y en escasa cantidad, según informó el diario El Cronista.