Portada
Contacto
Seguinos en Facebook
Farmacia de Turno


























  Noticias  
22-11-2017 - Argentino A
Le cerró el Pico



Rivadavia venía de dos tropiezos y tenía que medirse ante el líder pampeano y uno de los "cucos" de la Zona 1, Ferrocarril Oeste. Pero en una gran recuperación, el Albirrojo lo superó ampliamente y lo goleó por 4 a 0 para meterse nuevamente en zona de clasificación. José Tamburelli, Brian Visser con un golazo, y los dos restantes de Emiliano Perujo, los gritos para la enorme victoria ante los de General Pico, que dejaron su invicto en Lincoln. Ahora, el viernes el equipo de Schiavi se medirá ante Deportivo Roca en el sur, para tratar de seguir en zona de clasificación.

Un fin de semana redondo tuvo Rivadavia en este lunes feriado. Porque debía reponerse de dos caídas consecutivas para no quedar relegado en la Zona 1, y no sólo que lo hizo, sino que además fue ante el líder de General Pico, Ferrocarril Oeste, y con goleada por 4 a 0, ante un tibio Verde que terminó con diez por la expulsión de Urquiza. Con un equipo sin fisuras, el Albirrojo festejó gracias a las conquistas de José Tamburelli, Brian Visser y los dos restantes de Emiliano Perujo, y favorecido por el resto de los resultados, volvió a la zona de clasificación para viajar más tranquilo y con gran ánimo a Deportivo Roca el próximo viernes.

Desde el inicio fue el conjunto de Fabio Schiavi quien se calzó el traje de protagonista, buscando meter a Ferro en su campo, para tratar de lastimarlo. Pero más allá de las intenciones, en el inicio le costó conseguir profundidad ante un equipo de Sergio Arias bien plantado, que únicamente esperaba la posibilidad de la réplica, y descansaba con la movilidad y maniobras individuales de Lautaro Parisi ante una muy firme defensa Albirroja.

Con el correr de los minutos, Ferro se fue adelantando de a poco ante la natural baja de intensidad local y trató de meterse en campo rivadaviense. Pero el gran orden de Rivadavia y la poca creación en la visita, no complicaban sobre el arco de Starópoli. Sólo una aproximación tuvo Ferro en el PT, y se dio a los 28´ cuando Parisi ganó por izquierda para meter el centro atrás a Hermida, y Lúquez llegó justo a cerrar el remate del delantero, para una bola que se elevó y terminó atenazada por Starópoli.

Al Rojo le costaba fabricar en los últimos metros, pero a los 32´ pudo golpear. Eric Véliz -de gran encuentro en mitad de cancha- cortó un balón cerca de raya central con la visita saliendo, y cedió rápido para Visser. El 10 lo buscó a Tamburelli, tiró la pared con el reemplazante del expulsado Altolaguirre,  lo dejó cara a cara con Nicolás Caprio y en una posibilidad inmejorable, Tambu no falló. Frialdad total desde el borde del área, definición baja y pegada junto al poste derecho con su pierna menos hábil y grito de todo el Coliseo para abrir un partido difícil y en un momento oportuno.

Porque con la ventaja, Rivadavia se sacó de encima la ansiedad, y si bien no tuvo para estirar, tampoco sufrió en defensa, aferrándose a la victoria hasta el descanso.

Animado, en el complemento Rivadavia fue por más en la primera que encontró y casi aumenta. Fue a los 3´, tras un desborde de Visser y el centro atrás, para que otra vez Tamburelli definiera, de primera por lo alto, aunque Caprio leyó la intención y voló para ahogarle el segundo.

La visita no parecía tener huecos para lastimar a un Rivadavia muy sólido -con gran trabajo de Véliz y la última línea- pero a los 8´ contó con la única posibilidad de complicarle la tarde al local. Fue cuando Starópoli tuvo que responder en dos tiempos para evitar un zurdazo de Hermida, que había interceptado una mala salida del fondo.

Luego de esa, el Albirrojo respiró cuando Facundo Urquiza vio correctamente la segunda amarilla tras bajar a Visser, y tres minutos después de la expulsión del zaguero, consiguió el grito aliviador para jugar lo que restaba con margen en el resultado y un hombre de más. A los 15´, Brian Visser recibió en posición de 10 sin ninguna marca pegajosa, levantó la cabeza hacia el arco y desde lejos sacó un tremendo remate que viboreó en el aire y se coló sobre el ángulo derecho de un Caprio que voló para la foto. Tremendo gol de chacabuquense y 2 a 0 festejadísimo en todo el estadio.

El DT Arias intentó la remontada con las modificaciones, pero quien terminó de liquidar las cosas desde los relevos fue Schiavi, dándole frescura al ataque con los ingresos de Guillermo Suárez primero y Emiliano Perujo después (por Visser y Tamburelli, respectivamente).

A poco de haber ingresado, Suárez ganó como un rayo por derecha tras linda pared con Paradela y le dijo ‘tomá y hacelo´ a Perujo, que llegó a la carrera hasta la boca del arco y sopló al fondo de la red para festejar el tercero y liquidar el encuentro.

Ante un Ferro impotente, Schiavi reforzó la contención con la entrada de Castaño por Graziano, y a dos del final, otra vez Emiliano Perujo le puso la frutilla del postre a una gran tarde. Tras recibir de Paradela en soledad, el atacante de Arenaza enfrentó a Caprio con pelota dominada, inclinó el cuerpo y definió abriendo el pie, para decretar el cuarto y sentenciar la enorme goleada de Rivadavia.

No hubo tiempo para más y el Rojo volvió a festejar, en una fecha que le salió redonda. No extrañó al goleador Altolaguirre, convirtieron los valores de ofensiva y, tras bajar al líder Ferro Carril Oeste de General Pico, se vio beneficiado por los otros resultados que lo devolvieron al lote de los primeros cuatro que clasifican, con el mismo puntaje que Cipolletti pero con más goles a favor. Con este cuarto triunfo del certamen, el Rojo vuelve a sonreír y ahora viajará a Deportivo Roca esperanzado de volverse con un buen resultado.